No Comprometas a Nadie: Préstamos Rápidos con Asnef sin Aval

1credito bannerTodos nos hemos visto en alguna situación económica complicada alguna vez. En este tipo de circunstancias, lo más común es recurrir al seno familiar o a ciertas amistades que puedan ayudarnos a resolver una falta de liquidez puntual. Sin embargo, hay quienes prefieren acudir a las entidades bancarias tradicionales o a los nuevos prestamistas privados que operan por Internet. Ahora bien, llegado el momento, lo más común es que se exija un aval con el que poder justificar la devolución del dinero prestado o simplemente para que actúe como respuesta en caso de impago.

En este caso, puede pasar que no tengamos a ninguna persona que quiera avalarnos, bien sea por motivos personales o porque simplemente no cuenta con la suficiente estabilidad financiera para hacerlo. Así que como solución alternativa, se pueden solicitar préstamos rápidos sin aval a través de los nuevos proveedores privados que cuentan con un proceso 100% online, sencillo, sin papeleos y que no precisa de avalistas pero sí de ingresos regulares mensuales que justifiquen el reembolso del dinero prestado.

¿Qué préstamos con Asnef y sin aval se pueden pedir?

Frente al inmovilismo de la banca tradicional, nuevas vías crediticias se abrieron paso tras la recesión económica ofertando a través de Internet, dinero rápido con un proceso de gestión ágil, inmediato y que no requiere de demasiado papeleo. Asimismo, el acceso a la obtención de minicréditos rápidos puede realizarse aún estando en algún listado de impagos y sin presentar avales. Se trata, sin duda, de un revolucionario sistema financiero que evita comprometer a terceros. En la actualidad, son varias las compañías que ofrecen préstamos sin aval. A continuación se enumeran algunas:

  •  1credito
  •  Primer préstamo GRATIS Hasta 6.000€ (400€ nuevos clientes)
  •  Coste de 100 euros en 30 días: 0 euros
  •  Deuda máxima con Asnef permitida: no especificada
  •  ¡Solicitar!
  •  Creditozen
  •  Hasta 500€ (300€ nuevos clientes)
  •  Coste de 100 euros en 30 días: 20 euros
  •  Deuda máxima con Asnef permitida: Hasta 3.000€
  •  ¡Solicitar!
  •  Twinero
  •  Hasta 600€ (300€ nuevos clientes)
  •  Coste de 100 euros en 30 días: 35 euros
  •  Deuda máxima con Asnef permitida: Hasta 2.000€
  •  ¡Solicitar!
  •  Monedo
  •  Hasta 5.000€
  •  Devolución: De 3 a 36 meses (3 años)
  •  Deuda máxima con Asnef permitida: no especificada
  •  ¡Solicitar!

Las cantidades económicas e intereses varían dependiendo del proveedor de dinero rápido seleccionado pero en todos ellos, se podrá obtener la liquidez necesaria para poder pagar imprevistos, facturas atrasadas e incluso, algún capricho. Eso sí, antes de demandar préstamos sin aval, conviene valorar detenidamente las condiciones personales de pago con las que se cuenta en dicho momento para poder estar seguros de liquidar el importe solicitado sin problemas. No es necesario presentar una nómina pero sí deben demostrarse ciertas entradas de capital regular mediante: pensión, prestación por desempleo, alquiler de alguna vivienda o local propios, una beca, etc.

En otras palabras, siempre y cuando se muestren unos ingresos regulares mínimos, se concederán créditos sin aval. Sin embargo, no en todos los casos suelen aprobarse todas las solicitudes presentas, depende de cada compañía y del perfil del demandante. Por ello, antes de pedir dinero online, se recomienda leer con atención las recomendaciones enumeradas más adelante:

  •  Se aconseja gestionar el acuerdo con una empresa de créditos sin aval. Es decir, rehuir en estos casos de préstamos con garantías hipotecarias será la mejor elección. El motivo no es otro que el de evitar poner en riesgo la vivienda o patrimonio personal con el que se cuente en caso de que no se pueda amortizar la suma concedida.
  •  Solicitar una cuantía pequeña de dinero ayudará a que no sea necesario el aporte de un avalista.

Si se opta por acudir a una entidad bancaria, por norma general, suelen exigirse garantías adicionales. Por tanto, será condición indispensable contar con un aval para que la concesión del dinero se haga efectiva. De ser así, el avalista será la persona encargada de adeudar, en el peor de los casos, las cuotas no liquidadas.

Finalmente, recuerda que antes de involucrarte en la petición de un minicrédito, debes tener la confianza y seguridad de poder abonar el pago de todos los plazos estipulados en contrato. Así que por muy apetecible que resulte cualquier tipo de oferta a la que se pueda acceder, es necesario conocer tanto las ventajas como las desventajas de estos procesos puesto que como todo producto financiero conlleva unos costes que deben pagarse. Lo fundamental para no entrar en una ‘espiral’ viciosa es destinar los préstamos con Asnef y sin aval a situaciones de extrema urgencia puntuales. Bajo ningún concepto debe hacerse uso de estas herramientas como método de obtención de capital regular.

Hola Dinero banner

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *